Archivo del Autor: admin

¿Por qué el Sistema Financiero de México se mantuvo sólido durante la crisis del Covid-19?

FUNDEF ha venido estudiando la evolución del Sistema Financiero de México durante 2020 y 2021. El Sistema no ha sido parte del problema por la crisis del Covid-19.

Para explicar por qué a pesar de que la economía sufrió mucho durante la pandemia el Sistema se ha mantenido fuerte hemos publicado el documento “¿Por qué el Sistema Financiero de México se mantivo sólido durante la crisis del Covid-19?”

El resultado favorable se explica por factores adicionales a que los Bancos estaban sólidos previo a la pandemia. Son tres factores externos al Sistema: las familias en promedio consumieron menos, ahorraron más y demandaron menos crédito, las empresas que no estaban sobre endeudadas y el buen desempeño de las variables financieras que se explica fundamentalmente por el control de la inflación.

Cada uno de los factores a su vez tienen un soporte. El Sistema Financiero sólido se basa en un marco regulatorio adecuado y en las buenas prácticas operativas por parte de los Bancos al prestar a deudores que tienen capacidad de pago adecuada. La variable más relevante detrás de la estabilidad de los indicadores financieros es el control de la inflación. El choque por la pandemia no se amplificó debido a que la inflación se mantuvo bajo control. Esta es evidencia de lo valioso de la autonomía del Banco de México.

El financiamiento interno al sector privado en México en monto y en porcentaje del PIB revela que su nivel y estructura son adecuados y tienen una diversificación razonable entre los segmentos.

Para evaluar lo adecuado de su nivel hay que comparar con lo que sucedía en otros países a finales de 2020. Países desarrollados como Estados Unidos tenían 216% del PIB en deuda al sector privado, Japón el 176% y Corea del Sur el 165%. Países en desarrollo como Chile tenían el 124% del PIB, Turquía el 75%, Brasil el 70% y China el 182%. De la comparación se concluye que el sector privado de México no se encuentra sobre endeudado.

El aumento del financiamiento al sector privado como porcentaje del PIB durante la última década fue de 16 puntos porcentuales. En la gráfica se presenta el crecimiento del indicador entre 2015 y 2018 que se detiene en 2019. El aumento en el porcentaje de crédito a PIB durante 2020 se explica por una caída del PIB nominal de -5.6% y que el crédito aumentó un 1.4%. Se trata de un efecto de la base y no tanto de mayor intermediación de crédito. En general, la dinámica del crédito en México también ha sido razonable.

Se hicieron algunas estimaciones para cuantificar lo que implica el nivel de endeudamiento de la economía de México en términos del pago del servicio de la deuda para los hogares y las empresas.

Los datos anteriores revelan que la carga financiera del crédito al consumo fue menor en 2020 al igual que en el caso de empresas. El costo del servicio de la deuda hipotecaria subió marginalmente por el mayor monto de crédito. En todos los casos parece no ser excesivo.

Además, hubo una disminución del monto de crédito al consumo equivalente a 0.44% del PIB de 2020 lo que implica que los hogares destinaron recursos adicionales a disminuir su deuda.

Por lo tanto, el nivel de endeudamiento que tiene el sector privado conlleva un costo limitado y este es un factor que explica porque durante la crisis a pesar del impacto económico hogares y empresas pudieron seguir pagando sus deudas.

Hay dos documentos que publica el Inegi que nos dan evidencia de lo que sucedió a nivel micro de hogares y empresas. Los datos revelan que en promedio sí estuvieron en posibilidad de seguir pagando sus deudas.

A pesar de que hubo caida en el ingreso de los hogares también la hubo en el gasto. Lo importante es que se mantuvo una brecha positiva. Lo anterior indica que los hogares en promedio tuvieron los recursos para hacer frente a sus erogaciones financieras monetarias.

En la gráfica se muestra como a nivel promedio de los hogares el flujo neto después del pago de las erogaciones financieras es positivo.

Para entender el impacto en las empresas se muestra por cuanto tiempo más podrían seguir operando en las condiciones actuales de ingresos. El porcentaje de las empresas que esta en condición de operar menos de un mes es bajo (entre 2% y 2.5% del total). Entre la segunda y tercera encuesta se observa una mejoría en el plazo que podrían operar en las condiciones actuales de ingreso.

Estas respuestas indican que hubo afectación financiera en términos de flujo y que pasado el tiempo las perspectivas para mantener su operación mejoraron.
Con este documento se finaliza una serie de cinco trabajos en los que se analizó la situación del Sistema Financiero en México durante la crisis de la pandemia Covid-19. La conclusión es que seguimos teniendo un Sistema sólido que puede apoyar a la recuperación económica. Los intermediarios cuentan con los recursos para prestar siempre y cuando la demanda de crédito se reactive.
Una lección que aprendimos es que las políticas públicas relacionadas con el Sistema Financiero deben procurar mantener los factores que hicieron que el Sistema fuera resistente.
1. Hay que mantener un marco regulatorio adecuado.
2. Hay que mantener buenas prácticas de otorgamiento de crédito.
3. No se debe inducir un incremento acelerado de crédito que sea especulativo.
4. Mantener la inflación bajo control.

Para mayor detalle de estos resultados de nuestro análisis los invitamos a descargar y leer el documento:

“¿Por qué el Sistema Financiero de México se mantuvo sólido durante la crisis del Covid-19?”

Evolución del Mercado de Crédito en México durante la Pandemia: Una Historia de Menor Demanda

FUNDEF elaboró tres documentos para dar seguimiento al Sistema Financiero Mexicano durante la pandemia. En ellos se muestra que el Sistema se mantuvo solvente y que hubo más captación y menos crédito.  Para explicar el comportamiento del crédito hemos publicado el documento Evolución del Mercado de Crédito en México durante la Pandemia: Una Historia de Menor Demanda ”

El mercado de crédito es muy amplio. Es un error tratar de explicar su comportamiento como si fuera una unidad monolítica. En el documento se presentan análisis para distintos segmentos del mercado de crédito a personas y a empresas.

La caída del crédito de los intermediarios financieros al sector privado en 2020  fue por un monto de -9,854 millones de pesos. En el flujo de financiamiento hubo diferencias de comportamiento con el crédito al consumo y el comercial cayendo y el hipotecario creciendo.

 

 

A continuación, se presentan aspectos relevantes de cada uno de los tres sectores: consumo, hipotecario y empresarial.

 

Crédito al Consumo

 

Tarjeta de Crédito

Los datos económicos indican que durante la pandemia los hogares en promedio consumieron menos y ahorraron más. A nivel utilización de las tarjetas de crédito se aprecia que se dio un cambio en la conducta de las personas. Disminuyó el porcentaje de tarjetas que tienen un nivel de utilización superior al 80% en 5 puntos porcentuales y aumentó el de las que tienen una utilización menor al 20% en 7 puntos porcentuales.

 

 

Crédito Automotriz

Hubo una caída importante en la venta de autos al inicio de la crisis sanitaria. Dicho mercado se recuperó gradualmente pero todavía no llega a los niveles pre-pandemia. Su recuperación se ha frenado por causas externas al mercado relacionadas con las cadenas de suministro. La menor compra de autos es lo que explica la menor demanda de crédito automotríz.

 

 

Créditos de Nómina y Personales

Son dos tipos de créditos que son similares en el uso de sus recursos para una necesidad de liquidez y consumo pero sin ser un auto o una casa. La gran diferencia es que uno tiene como fuente de pago la nómina y el otro es un crédito quirografario.

 

 

Las personas que mantuvieron su empleo además bajaron su consumo y ahorraron más. Ello implica que su demanda por este tipo de créditos fue menor. En la tabla se ve que el crédito de nómina tuvo un comportamiento más favorable con una caída menor que los personales. Fundamentales del mercado son los que  explican esta diferencia.

 

 

Crédito Hipotecario

Al principio de la pandemia hubo una menor demanda de crédito hipotecario por la incertidumbre. El 95% de los trabajadores del sector formal mantuvieron su empleo y meses después pensaron que no lo perderían. Por esta razón retomaron tiempo después sus planes de adquirir una vivienda dando impulso a la demanda. Resalta el aumento en la cartera por 110 mil millones de pesos en el segundo semestre del 2020.

 

 

Crédito Empresarial

El monto de crédito empresarial aumentó el 12.9% durante el primer trimestre del 2020. Esto se explica por la incertidumbre por la pandemia. Las empresas dispusieron de sus líneas de crédito para generar una reserva de liquidez que era precautoria.

En los siguientes cuatro trimestres el monto de crédito cayó en -13.5%. Dicha caída en el crédito empresarial se explica porque el colchón de liquidez no fue necesario y por menor inversión.

 

 

Para complementar el análisis de crédito empresarial se hizo una revisión a los estados financieros de 20 empresas que cotizan en Bolsa. En general no hubo un aumento en su endeudamiento. Refinanciaron sus amortizaciones de deuda y sus pagos de intereses. Tampoco cambió de manera significativa su estructura de financiamiento. Por lo que respecta a la inversión se observa un menor flujo destinado a este propósito.

Detrás de la menor demanda de crédito empresarial está la falta de oportunidades de inversión y un mal ánimo de los inversionistas

 

Crédito Banca de Desarrollo

Resalta que el comportamiento de la Banca de Desarrollo fue muy similar al de la Banca Comercial. El monto del crédito y de las garantías no tuvo incrementos importantes. Este comportamiento respalda la hipótesis de menor demanda de crédito.

 

Reflexiones finales

La evidencia del documento permite concluir que el comportamiento en el mercado de crédito durante la pandemia se explica por las condiciones de demanda. En el caso del crédito hipotecario fue de mayor demanda. En el resto fue menor demanda.

Dado que se trata de un tema de demanda la capacidad de acción de la Autoridad y de los intermediarios es limitada. Lo que pueden hacer para mejorar la demanda de crédito tiene que ver con políticas públicas para promover el crecimiento económico y con dar certeza a la inversión.

El crédito aumentará en el momento en que la demanda se recupere. Cuando se de este proceso, el sector financiero tiene la liquidez para incrementar el financiamiento.

Para mayor detalle de estos resultados de nuestro análisis los invitamos a descargar y leer el documento:
“Evolución del Mercado de Crédito durante la Pandemia: Una Historia de Menor Demanda”

“Regulación Excesiva en el Sistema Financiero Mexicano”

A nivel mundial existe un debate sobre qué tanto se debe regular al Sistema Financiero. En este contexto hemos publicado el documento Regulación Excesiva en el Sistema Financiero Mexicano”.  

Hay un dilema para las Autoridades de hasta dónde se debe regular: si se regula más para favorecer a los ahorradores o menos para apoyar la intermediación financiera. La Autoridad tiene que definir su balance.

Privilegiar en exceso la estabilidad del Sistema Financiero tiene costos para la Sociedad. En México se ha favorecido la estabilidad y se ha asumido el costo de tener un Sistema Financiero pequeño en comparación con los de otros países.

El concepto de regulación excesiva lo utilizamos para los casos en que los beneficios de la regulación no justifican los costos. Hay casos sencillos de identificar como cuando se regula por encima del estándar internacional, se afectan modelos de negocios o se limita a las personas. Otro es cuando se opta por regular más en lugar de aplicar la Ley.

Nuestro objetivo es identificar si en el marco legal aplicable hay casos de regulación que se pueda calificar como excesiva. Analizamos los siguientes sectores: Bancos, Afores, Aseguradoras, Bursátil y Fondos de Inversión.

A continuación se menciona uno de los ejemplos de regulación excesiva que encontramos en cada sector que estudiamos.

Sector Bancario .– El requerimiento de capitalización por riesgo de mercado es mayor en México comparado con lo que pasa en otros países. Es un costo regulatorio que genera una desventaja competitiva al Sistema. 

Sector  Seguros.-  El requerimiento completo relacionado con solvencia en México es excesivo porque hay requisitos adicionales al estándar internacional como los que derivan de los colchones metodológicos y de los fondos especiales de seguros.

Sector de Afores.- tenemos un sector de fondos de pensiones privado en el que de objetivos adecuados de la regulación por proteger a los trabajadores como buscar la integridad del Sistema y procurar buenos rendimientos, la carga regulatoria adicional hace que el resultado los afecte como es el caso de acotar mucho la movilidad.

Sector Fondos de Inversión.-  El enfoque de revelación de información en este sector en otro partes del Mundo busca lograr un balance entre dar información al cliente y mantener cierta reserva sobre la estrategía específica de inversión. En México la regulación obliga a dar información más detallada y con un requerimiento de revelación sobre la cartera que es más específico.

Sector Bursátil.- Regular las prácticas de venta como un mecanismo de protección a los inversionistas es adecuado. En México el péndulo se ha movido hacia una protección excesiva. La regulación trata al inversionistas como si fuera un ahorrador. El resultado es que los intermediarios prefieren asignar productos genéricos de bajo riesgo y/o dar una asesoría más conservadora debido a posibles responsabilidades.

Regulación de Prevención de Lavado de Dinero.- El estándar regulatorio que define GAFI es rígido y complejo. El problema es que aún cuando hay aspectos que son excesivos, modificarlos implica una desviación del estándar que puede generar altos costos para el Sistema Financiero en términos de reputación. 

La evaluación del marco legal y de supervisión de PLD en México es positiva. La critica es que hay pocos casos de acciones penales y condenas en esta materia. Este hecho vuelve complejo hacer cambios para reducir la carga regulatoria.

Impacto entre sectores.- Aunque los intermediarios financieros tienen una regulación propia interactúan en el mercado de servicios financieros. Por ello, una regulación excesiva en un sector puede tener consecuencias en el desarrollo de otros sectores.

La conclusión es que en todos los sectores regulados en México hay casos de regulación excesiva. Hemos adoptado un modelo de Sistema Financiero que toma poco riesgo. Esto no ha sido libre de costos.

El reto debe ser avanzar en una agenda reduciendo la regulación en aspectos puntulaes. Se proponen dos que son eliminar las super equivalencias con estándares interncionales y relajar la regulación en áreas donde hay control excesivo con las autorizaciones. Este proceso debe estar sujeto a las siguientes dos condiciones: bajar el costo regulatorio gradualmente y no exponer al Sistema Financiero.

Para mayor detalle de estos resultados de nuestro análisis financiero los invitamos a descargar y leer los documentos:

Regulación Excesiva en el Sistema Financiero Parte 1”

Regulación Excesiva en el Sistema Financiero Parte 2”


Experiencia Internacional sobre Regulación al Sector de las Big Tech

A nivel mundial se están tomando acciones en materia regulatoria hacia las empresas Big Tech. En esta coyuntura hemos publicado el documento Experiencia Internacional sobre Regulación al Sector de las Big Tech”. 

El objetivo de este documento es presentar evidencia de como está cambiando el entorno de las Big Tech hacia una mayor regulación y supervisión.  No se habían dado cambios para limitar el poder de una industria en particular de manera decisiva y al mismo tiempo en las principales tres economías: Estados Unidos, China y la Comunidad Económica Europea (CEE). Se presentan ejemplos de acciones legales y de regulación que se han tomado en las tres jurisdicciones.

La Comisión de Competencia de la CEE ha sido muy activa aplicando la Ley. Entre 2017 y 2019  le impuso tres multas a Google por 9 mil millones de dólares por practicas anticompetitivas. En Francia se impusieron multas a Facebook por recabar información de los usuarios para utilizarla en sus servicios de publicidad sin tener la base legal para ello. Además, ha imputado cargos a Apple por violaciones de competencia y hay una investigación por conductas anticompetitivas a Amazon.

Otro tema de relevancia en la CEE es privacidad[1]. Entre otros aspectos, establece que no se puede quitar a las personas el derecho a la privacidad y que deben mantener el control de sus datos. Un efecto de esta regulación es que Facebook tiene a sus usuarios de la CEE en una entidad legal y el resto en otra para evitar contingencias legales por GDPR.

En Estados Unidos durante el 2020 cambió su actitud respecto de las Big Tech. Se les percibe con una posición cada vez más dominante en sus industrias y en consecuencia la opinión pública ha sido muy critica. Ya se han tomado diversas acciones para buscar controlar a esta industria.

Existen juicios antimonopolio contra Facebook por diversas practicas anticompetitivas como por ejemplo las adquisiciones de empresas para evitar la competencia. Esto ha llevado a que las Autoridades están siendo muy cuidadosas para la autorización de adquisiciones de competidores. También hay juicios similares en contra de Google.

Hay acciones legislativas para modificar las leyes de competencia para regular mejor a las empresas de tecnología y limitar su dominancia. A esta iniciativa le llamaron el “Ending Platform Dominance Act”.

En China el Gobierno no había intervenido para controlar a las empresas Big Tech. Era importante desarrollar esta industria. El sector creció y ganó  poder económico y político. Ahora, el Gobierno busca tener un mayor control de este sector porque ve que puede retar su Autoridad.

El proceso de lograr un mayor control sobre las Big Tech en China ha sido muy rápido. En solo ocho meses se han tomado las siguientes acciones: la cancelación de la oferta pública de Ant Financial, el anuncio de una investigación a Alibaba por prácticas monopolicas, las reglas para las plataformas de comercio electrónico, una multa de 2.8 mil millones de dólares a Alibaba y el caso de Didi en donde se le investiga por temas de ciberseguridad.

El diagnóstico del trabajo es que hay imperfecciones en los mercados en que participan las plataformas digitales. Hay asimetrías entre consumidores y empresas que justifican que el Estado intervenga para regular su actividad. No ha funcionado dejar al mercado el control de esta actividad. 

En concreto se identificaron las siguientes justificaciones para regular en lo general la industria Big Tech en lo general:

  • La información y los datos que recoletan las plataformas pueden afectar a las personas. 
  • Los algoritmos que utilizan no son transparentes y además pueden influir en el comportamiento de las personas.
  • Las leyes están pensadas para proteger la propiedad física y la intelectual de personas pero no han evolucionado para entender la nueva realidad digital.
  • En su desarrollo las plataformas digitales tienden a convertirse en monopolios. 
  • Ofrecer productos o servicios gratis no necesariamente es algo bueno para los consumidores. Hay un probable daño si se puede extraer lo que se conoce como el “behavioral surplus”.

Hay argumentos que justifican regular el sector Big Tech en lo general. Esto explica porque se está dando el proceso reciente en la industria. El Estado debe intervenir y poder supervisarlos. 

En cuanto a la participación de las Big Tech en el sector de servicios financieros se identificaron razones para imponer regulacion adicional específica. 

Cuando participan en este sector no se les debe considerar como empresas de tecnología sino financieras. Se les debe regular como tales. Además, lo que sucedió en el mercado de crédito en China da evidencia de que pueden existir vacios legales, arbitrajes, abusos y malas prácticas. También dejó en claro que tienen ventajas sobre el resto de los participantes. Por ello, hay una justificación para una regulación específica.

Los reguladores deben cuidar que el marco general Fin Tech no se utilice por las Big Tech argumentando que bajo una cierta figura legal puedan entrar a participar en el sector financiero. Por sus características como plataformas digitales generan distorsiones en el mercado y por ello es indispensable la regulación específica.

El objetivo del siguiente documento de FUNDEF será desarrollar una propuesta de regulación para las Big Tech que entren al sector financiero en México. Dicha propuesta definirá quienes no pueden operar como Fin Tech tradicional y el esquema de regulación adicional específica.

Para mayor detalle de estos resultados de nuestro análisis financiero los invitamos a descargar y leer el documento:

“Experiencia Internacional sobre Regulación al Sector de las Big Tech”.


Situación del Sistema Financiero de México ante la Crisis por el Covid-19. Datos al cierre 1T 2021.

En la coyuntura de la pandemia consideramos relevante dar una opinión independiente sobre la situación del Sistema Financiero. Publicamos el tercer documento de la serie y que titulamos Situación del Sistema Financiero de México ante la Crisis por el Covid-19. Datos al cierre 1T 2021”.

En nuestro primer documento concluimos que a septiembre de 2020  los programas de diferimiento de pagos dieron alivio a millones de clientes y no comprometieron ni pusieron en riesgo al Sistema Financiero.

En el segundo documento concluimos que al cierre de diciembre de 2020 hubo un aumento en la cartera vencida y en la morosidad pero su magnitud no fue considerable como para poner en riesgo al Sistema. 

El objetivo de este tercer documento es presentar la situación del Sistema Financiero al cierre de marzo de 2021.

El proceso de recuperación económica no se detuvo durante el 1T2021a pesar de que en el mes de enero los contagios y muertes por la pandemia estuvieron en su máximo nivel. El proceso de recuperación tiene cierta solidez lo que permitirá al Sistema Financiero regresar a la normalidad.

En el sector bancario, la captación se mantuvo estable durante los últimos tres trimestres y el crédito total ya no está disminuyendo por lo que el Sistema sigue manteniendo una alta liquidez. El comportamiento de la cartera vencida de crédito en el 1T del 2021 se estabilizó. El componente de crédito al consumo disminuyó su monto durante el trimestre por los castigos. En los otros dos portafolios hubo un aumento en la cartera vencida pero no fue significativo.

Es interesante que el nivel de las estimaciones adicionales solo se redujo marginalmente durante el 1T2021, lo que indica que no se utilizó esta reserva en los primeros meses del año.

Los siguientes datos permiten ilustrar la situación de la Banca al cierre del 1T2021 respecto del 3T2020. Los números indican que los montos de las brechas entre CCE y CNBV ya no son materiales y la provisiones adicionales pasaron de ser “necesarias” a ser un ”extra”.

La evidencia anterior permite concluir que el Sistema se mantuvo solvente y esta a punto de regresar a una normalidad contable.

En la siguiente gráfica se ilustra el proceso por el que ha pasado el Sistema en términos de la información contable. De una brecha permitida por un doble estándar contable el comportamiento del regreso al pago y el tiempo han logrado que este por desaparecer.

En conclusión, el escenario en el que el Sistema Financiero se volvía parte del problema por la crisis no se materializó.Es decir, no tuvimos el problema que pensábamos tendríamos. Es sorprendente que con una caída del PIB en 2020 de -8.5%[1] el Sistema Financiero se haya mantenido sólido y solvente.


[1] INEGI serie desestacionalizada 2020.

Este resultado tan favorable no se debe solo al Sector Financiero. También se explica porque las familias en promedio consumieron menos y ahorraron más, muchas empresas no estaban sobre endeudadas y el buen desempeño de las variables financieras.

Lo interesante es que en muchos países el sector financiero no ha sido parte del problema y México es uno de ellos. Una de las razónes por las que se ha dado este comportamiento es que los sistemas financieros alrededor del Mundo estaban en una situación adecuada previo a la pandemia.

Las conclusiones anteriores deben entenderse en su dimensión correcta: el Sistema está sólido pero ello no quiere decir que no exista ningún problema. La pandemia no ha terminado ni los riesgos inherentes han desaparecido: Autoridades e Industria deben permanecer alertas.

Para mayor detalle de estos resultados de nuestro análisis financiero los invitamos a descargar y leer el documento:

“Situación del Sistema Financiero de México ante la Crisis por el Covid-19 datos al cierre 1T 2021”.

Situación del Sistema Financiero de México ante la Crisis por el Covid-19 datos al cierre 4T 2020.

En la coyuntura de la pandemia consideramos relevante dar una opinión independiente sobre la situación del Sistema Financiero.

En nuestro primer documento de esta serie concluimos que a septiembre de 2020  los programas que dieron alivio a millones de clientes no comprometieron ni pusieron en riesgo al Sistema Financiero.

Al cierre de diciembre de 2020, que es un trimestre posterior a que concluyó la primera etapa de los programas de diferimiento de pagos, tampoco se observa un impacto negativo significativo que ponga en duda su solvencia. 

A pesar de que al final de 2020 hubo un aumento importante en el número de contagios y que hubo un cierre parcial de la economía a partir del 19 de diciembre, no se aprecia una caída en la actividad económica ni en el empleo como sucedió en abril y mayo. Lo que muestran los datos es que durante el 4T 2020 se mantuvo el proceso de recuperación pero aún falta para llegar al nivel previo a la pandemia.

Las variables financieras mantuvieron su estabilidad mostrando un comportamiento similar al de los primeros nueve meses del 2020.

Por lo que respecta al Sistema Bancario, el ahorro ya no siguió creciendo y el crédito total de la banca cayó un poco. El sector bancario sigue teniendo una alta brecha entre captación y colocación.

Había la duda de si la situación del Sistema Financiero podría cambiar en el 4T 2020  respecto a septiembre debido a que la salida de la facilidad regulatoria implica que van desapareciendo las diferencias entre Criterios Contables Especiales y Criterios CNBV.

La evolución de la cartera vencida durante 2020 es consistente con la narrativa de la facilidad regulatoria y de la salida de ésta: hay una reducción durante el período de diferimiento y un rebote en el 4T 2020.

En cuanto al saldo de las estimaciones preventivas en el balance general resalta la creación de provisiones adicionales durante todo el 2020.

A pesar del aumento en la cartera vencida en el 4T 2020 no se identifica un riesgo para el Sistema Bancario. Cuando se considera la creación provisiones adicionales y el aumento en el ICAP para llegar al 17.7% se refuerza la conclusión anterior.

Lo que sí observamos en 2020 es que en el proceso de revelación de información en las notas, las instituciones financieras  no utilizaron criterios similares, ni un estándar de elementos mínimos. Por ejemplo,  solamente tres de las instituciones financieras hicieron la revelación del porcentaje del regreso al pago en el 4T 2020.

De las 20 instituciones con cartera mayor a 20 mil millones de pesos que si instrumentaron los programas de diferimiento de pagos, ninguna se acogío a los programas de reestructuras de la CNBV que se dieron a conocer en septiembre y octubre de 2020 debido a que imponían condiciones de beneficios mínimos excesivos. Lo anterior no quiere decir que el sector financiero no estén apoyando a sus clientes con reestructuras. Lo que hicieron en el 4T 2020 es promover reestructuras con programas propios.

En el análisis del segmento de emisoras de deuda bursátil no se observó una baja masiva en las calificaciones. No fueron tantas emisoras y en su caso la mayoría tuvieron cambios de uno o dos niveles. Esto es consistente con lo que se observa en la banca de que no hubo un deterioro grave en la calidad creditica del sector empresarial.

La información de los intermediarios financieros y del sector bursátil nos da evidencia de que en el trimestre posterior a la salida de los programas de posposición de pagos si bien hubo aumentos en la cartera vencida y en la morosidad, éstos no fueron excesivos. La situación de la cartera es adecuada y el Sistema Financiero se mantiene sólido.

Evidencia más robusta de la salida de los programas se tendrá en nuestro próximo análisis con datos al cierre del primer trimestre del 2021. Se puede esperar que el Sistema Financiero al igual que la economía tengan un mejor 2021.

Para mayor detalle de estos resultados de nuestro análisis financiero los invitamos a descargar y leer el documento:

“Situación del Sistema Financiero de México ante la Crisis por el Covid-19 datos al cierre 4T 2020”.

Situación del Sistema Financiero de México ante la Crisis por el Covid-19

Presentamos un análisis de la situación del Sistema Financiero Mexicano al cierre de septiembre de 2020. En dicho mes finalizó la primera etapa de las facilidades regulatorias otorgadas por las Autoridades con el propósito de apoyar a los clientes del sector financiero.

Lo que concluimos es que se logró dicho objetivo sin comprometer la estabilidad y la solvencia del Sistema Financiero.

El Sistema Financiero en México previo a la pandemia había tenido una buena evolución y se encontraba sólido y solvente.

Para hacer frente a la crisis, la Autoridad actúo de forma inmediata definiendo facilidades contables a los intermediarios financieros para que los créditos que participaran en el programa no se registraran como cartera vencida ni para exigirles provisiones.

La crisis Covid-19 tuvo un fuerte impacto en la economía de México. La caída del PIB en 2020 fue de -8.3%. Sin embargo, en el comportamiento de las variables económicas hubo diferencias importantes:

  1. Los indicadores de actividad económica en lo general tuvieron caidas. La inversión cayó más que el consumo en tanto que la caída en el empleo fue mayor en el segmento informal. En el desempeño a nivel sectorial y regional de la economía hubo un comportamiento diferenciado.
  • Las variables financieras se comportaron con estabilidad y las finanzas públicas se mantuvieron con cierto equilibrio.

Un posible impacto de la crisis económica en el sector financiero sería por contagio de la parte real ya que la parte financiera no ha generado un problema.

El comportamiento de los agentes económicos durante la pandemia se ve reflejado en las variables económicas y en el Sistema Financiero. A nivel agregado los datos de la banca muestran más captación y menos crédito.

La captación bancaria tuvo crecimientos respecto al 2019 de un 12%. El crédito total de la banca ha disminuido en 2020. Por ejemplo, el crédito al consumo disminuyó en -8.2%.  

Ante el entorno tan complejo por la crisis la mayoría de los bancos actuaron de forma prudente. Casi todas las instituciones crearon provisiones adicionales a las regulatorias y por lo mismo reportaron menores utilidades. En cuanto a la solvencia a nivel Sistema, el índice de capitalización aumentó en 1.3 puntos llegando a 17.3% en 2020.

La cartera de crédito que participó en los programas de diferimiento fue de 916 mil millones de pesos con datos a septiembre de 2020. 8 millones de créditos difirieron sus pagos. El número de créditos revela lo relevante del programa. El monto no es de una magnitud tal como para ser un riesgo para el Sistema.

La cartera que participó en los programas era el 18.4% de la cartera de la banca. La otra variable para dimensionar al programa es respecto del capital del Sistema. El porcentaje que representa la cartera respecto del capital es del 78%.

En promedio menos del capital de la Banca estuvo como cartera en prorroga. Información pública disponible del regreso al pago al cierre de 2020 muestra que el 93% de los clientes estaban al corriente o reestructuraron.

En síntesis, el programa sirvió a su propósito de alivio a los clientes pero no comprometió al Sistema Financiero.

La evolución agregada del Sistema Financiero muestra más ahorro y más captación pero menor demanda de crédito. Este comportamiento es un reflejo de la actividad económica en México. No se puede argumentar que hay restricción crediticia.

Además, a septiembre de 2020 no se percibía un riesgo para el Sistema Financiero y los programas que se implementaron dieron alivio.

Parte de la misión de FUNDEF es estudiar el Sistema Financiero Mexicano. En la coyuntura de la pandemia consideramos relevante dar una opinión independiente sobre la situación del Sistema Financiero. Este es el primero de varios documentos para analizar su evolución. Los siguientes serán con información a diciembre de 2020 y marzo de 2021.

Para mayor detalle de estos resultados los invitamos a descargar y leer el documento:

“Situación del Sistema Financiero de México ante la Crisis por el Covid-19”

Inclusión Financiera en México

Aumentar la inclusión financiera en México es un objetivo compartido entre Gobierno y Sector Financiero por su impacto social. Sin embargo, mejorar la inclusión plantea diversos retos.

México lleva muchos años promoviendo una mayor inclusión financiera. Por lo mismo, ya pasamos por la etapa de crecimiento acelerado y se espera que en el futuro los avances sean más limitados. Es importante entender la etapa del proceso en la que estamos para diseñar políticas públicas adecuadas. Además, la historia de los datos agregados puede ser distinta a la de los micro datos. Hay que estudiar estos últimos para ser más efectivos.

En los documentos analizamos la inclusión a nivel Estado y por tamaño de localidad de todos los productos financieros (ahorro, ahorro para el retiro, crédito y seguros), de la inclusión con al menos un producto, la manera en que se va dando la inclusión y evidencia sobre el uso de efectivo en México.

Los resultados indican que existe una brecha de inclusión importante que se relaciona con las características de cada Estado y de las localidades. Se aprecia que la inclusión es mayor en los Estados con mayor desarrollo económico y en las localidades de mayor tamaño en cada uno de los Estados.

A continuación, se presentan como ejemplo dos de los mapas de Inclusión de los documentos: el de al menos un producto y el de crédito.

Inclusión a Nivel Estatal en al menos un Producto.  Inclusión a Nivel Estatal en Crédito.

                             (Porcentaje)                                                    (Porcentaje)

Sobre la inclusión mínima es interesante como aun los Estados con menor nivel tienen un porcentaje de población incluida superior al 50%. Encontramos que el producto que hace que varios de los Estados con menor nivel tengan más inclusión es el producto de ahorro.

En el producto de crédito se observa más varianza y un menor nivel de inclusión. Se explica porque otorgar crédito necesita que la gente lo solicite e implica un riesgo en el otorgamiento. Sin embargo,la brecha entre los Estados es muy elevada: 38.6 puntos porcentuales.

Entender la evolución de la inclusión de un producto de ahorro, crédito o seguros a más productos nos permite evaluar la calidad de inclusión en México.

Participación de Incluidos por Número de Productos

El producto por el que comunmente inician las personas su relación con el sector financiero formal es el de ahorro. De los que tienen dos productos, los pares que tienen más participación son los que incluyen el ahorro. 

Las personas que tienen tres productos son una minoría con el 22% de la población sobre la que se hace el análisis y el 13.5% de la población total. Esto indica que la inclusión financiera amplia es limitada en México. 

El objetivo de la PNIF es mejorar la inclusión financiera medida por tener un producto pasando del 68% al 77% para el 2024. Este objetivo lo vemos limitado. Experiencias internacionales definen que una inclusión adecuada además de tenencia incluye uso y el satisfacer todas las necesidades financieras. México se concentra en tenencia y una necesidad. 

La ENIF nos da una visión general de lo que sucede con el uso de efectivo. El uso de efectivo en México es generalizado en el país y en los distintos tamaños de localidad. Además, la brecha entre Entidades Federativas es pequeña. 

Los Estados que menos efectivo usan para compras menores a 500 pesos están en un nivel de 89% y los que más en el 98%. Lo anterior cambia poco para compras mayores.

Forma de Pago Utilizada en los Estados para Compras menores a 500 pesos

Es importante darle prioridad a la inclusión financiera porque es una manera en la que millones de personas pueden tener más opciones para administrar sus recursos familiares o de sus negocios. Una de las políticas públicas más importantes en las que la banca puede apoyar al Gobierno es que más personas tengan acceso a más productos financieros y que los usen en lo cotidiano. 

Para mayor detalle de los resultados de nuestras investigaciones los invitamos a descargar y leer los documentos:

Inclusión Financiera en México I

Inclusión Financiera en México II

Análisis Financiero de la Evolución de PEMEX 2009-2019: Evaluación de la posibilidad de un Impacto Sistémico en México

Presentamos un análisis financiero de Pemex que sea independiente de la discusión sobre su marco legal. El deterioro financiero de la empresa ha sido gradual durante más de una década y se explica por variables operativas.

Datos del cierre de 2019 indican que Pemex tenía un capital negativo por un monto superior a 10  puntos del PIB. Esto ubica a la empresa en una situación de vulnerabilidad y da evidencia de que requiere apoyo del Gobierno. El análisis es relevante porque un mal desempeño de Pemex puede tener efectos negativos para la economía de México.

Pemex tiene problemas operativos muy graves como la caída sostenida en la producción de petróleo, un entorno de precios no tan favorable desde 2014 y un bajo uso de su capacidad instalada en el segmento industrial. La flucturación en ingresos se explica por estas variables.

Pemex tiene un problema financiero estructural  que es un reflejo de los problemas en la parte operativa. Adicional a la mala evolución de los ingresos se suma el aumento en los costos operativos, lo que la ha llevado a tener un menor flujo de operación. La problemática financiera se potencia porque el Gobierno le ha quitado  vía impuestos casi todo el flujo que genera.

La consecuencia son las pérdidas que determinan la trayectoria del capital negativo. Un problema adicional es que para financiar la inversión de Pemex se tuvo que recurrir a deuda financiera debido a que no le quedaba flujo operativo.

La conclusión del análisis financiero y operativo es que no es sostenible la situación de Pemex sin el apoyo del Gobierno. La empresa requiere de éste para no incumplir en sus obligaciones financieras y tener viabilidad. El apoyo puede venir por distintas vías como un menor cobro de impuestos o transferencias fiscales.

En el documento se plantean tres opciones para el Gobierno de como apoyar a la empresa:

  1. Apoyo necesario para que no incumpla con sus obligaciones financieras y cubrir las perdidas de operación. Esto tendría un costo de 2 a 3 puntos del PIB que el Gobierno tendría que financiar en los próximos cinco años.
  2. Adicional a cubrir los conceptos anteriores, se da apoyo para mantener un nivel adecuado de inversión. Esto tendría un costo estimado  de 4 a 6 puntos del PIB a financiarse los próximos cinco años.
  3. Reestructuración profunda separando el segmento de exploración del resto de la empresa, con el Gobierno asumiendo el pasivo laboral y parte de la deuda financiera. El costo de este  saneamiento sería de entre 10 a 12 puntos del PIB y se tendrían que asumir los pasivos en el corto plazo.

En síntesis, el Gobierno debe elegir una estrategia y el alcance del rescate a Pemex. Esta decisión definirá el nuevo rol de la empresa en la economía del país. La realidad que se presentó es objetiva, se deriva de los números y no de una visión ideológica.

El análisis que se hizo tuvo dos limitaciones. Primera, solo  considera datos financieros y operativos, pero no la situación de las instalaciones físicas de Pemex por lo que puede existir un riesgo adicional por una posible obsolescencia. Segunda, tampoco se considera la transformación que se está dando en el Mundo  hacia las energías limpias y lo que esto puede implicar para la empresa.

Documento “Análisis Financiero de la Evolución de Pemex 2009-2019. Evaluación de la posibilidad de un Impacto Sistémico en México”.

“Fin Tech vs Big Tech Una Historia de Escala, Acceso a Datos y Rentabilidad”

La industria Fin Tech generó muchas expectativas sobre su poder transformador en el sector de servicios financieros existiendo dos visiones respecto de su impacto esperado. Una es que estas empresas cambiarían el negocio financiero y lograrían una participación preponderante. La otra es más moderada ya que sostiene que fomentarían la innovación y serían complementarias al sector financiero tradicional.

Se presenta la evolución agregada de la industria Fin Tech en el Mundo y en qué segmentos participa. Además se hace un análisis específico de 15 empresas del sector. La evidencia de este trabajo respalda la segunda hipotesis revela que no ha cambiado la estructura de la industria de servicios financieros

Algunos de los aspectos positivos de las empresas Fin Tech son:

  • Las Fin Tech están en un sector particular ya que inician como empresas monoproducto.
  • Utilizan la tecnología para mejorar procesos y la experiencia del cliente.
  • No han tenido un problema para obtener financiamiento ya que es una actividad atractiva para los inversionistas.
  • Las Fin Tech operan en un entorno financiero regulado o están acotadas por el marco legal aplicable al sector financiero.
  • Aplican tecnología moderna como diversas herramientas de inteligencia artificial.

Algunos de los aspectos negativos de las empresas Fin Tech son:

  • No lograron construir una ventaja competitiva respecto de la industria tradicional.
  • No han logrado que los clientes de los intermediarios tradicionales migren de manera masiva al sector Fin Tech.
  • No por ofrecer un mejor producto o un proceso más eficiente tienen la cantidad de clientes necesaria para lograr la escala mínima y ser rentables.
  • Una base limitada de clientes implica acceso reducido a datos que sean explotables para sus herramientas de inteligencia artificial.
  • Tienen valuaciones elevadas pero para varias de las empresas para las que hay información pierden dinero en su operación.

Las Big Tech no tienen las limitantes anteriores. Las dos diferencias más relevantes entre Fin Tech y Big Tech son que las primeras utilizan tecnología disponible, en cambio las segundas están en la frontera de la innovación tecnológica y las Big Tech tienen ya millones de usuarios y las Fin Tech tienen que conseguir a sus clientes.

Los dos factores han influido en el desarrollo del modelo Fin Tech comparado con los de las Big Tech principalmente en China. Hay diferencias de fondo que pueden justificar que exista una regulación particular para las Big Tech que quieran participar en el negocio financiero como Fin Tech. Este último aspecto es el objetivo de nuestro siguiente documento.

Documento: “Potencial para Transformar la Industria Financiera. Fin Tech vs Big Tech. Una Historia de Escala, Acceso a Datos y Rentabilidad.”

Para mayor detalle de la publicación se puede descargar para su lectura aquí.