Afores aumentan su apetito por acciones en la BMV | El Economista