Atacar a la inversión privada es dañar al país (expansion.mx)