Sanear las finanzas de Pemex implicaría gastar 2.2 billones de pesos, advierten